21 feb. 2013

Los sustratos de la mitología de Avatar de James Cameron: XENOGENESIS


"In the late 1970s, I wrote on a project called Xenogenesis, co-writer a treatment and draft script for Xenogenesis with [Randy] Frakes….Attached as Exhibits 6 and 7 are true and correct copies of relevant portions of the treatment and draft script that I wrote with Mr. Frakes in or about 1977-1979. These documents contain my propeiretary and confidential work, disclosure of which would harm me because they contain material that was not used in the Avatar film but may be used in the Avatar sequels"

James Cameron.


XENOGÉNESIS. (Del gr. xenos, extraño, y génesis, generación, producción.) f. Biol. Alteración de generación. II Producción de una prole que no tiene semejanza con el padre. 


Os presento una información que no conocía hasta ahora acerca de la génesis y futuro de la saga de AVATAR, que viene a corroborar mis palabras acerca de las ideas que impulsaron a James Cameron a realizar esta película, y lo sumamente ridículo de las acusaciones de plagio. Puede que esta publicación nos de pistas sobre el entramado general de fondo de toda la saga, ni más ni menos. Aunque, eso sí, de forma muy vaga...
En 1978 el joven James Cameron produjo un corto de 12 minutos de duración, titulado XENOGENESIS, que, en palabras del propio Cameron, podría tener bastante que ver con las secuelas de su obra culmen. A finales de 2012, para defenderse de las injustas demandas de plagio que buscan dinero fácil en los tribunales en base a poco o nada fundadas acusaciones a la película más taquillera de todos los tiempos, de ciencia ficción, para más señas, James Cameron publicó un comunicado de 45 pags. en el que a modo de pequeña autobiografía explica los pasos que a lo largo de su vida le han llevado a idear AVATAR como algo genuino, que viene desde los sueños de su infancia. En esas 45 pags. James Cameron habla de XENOGENESIS en términos que no dejarán indiferente a ningún fan de la saga.
Es increíble cómo, al destacar tanto, AVATAR ha atraído a tal ingente cantidad de moscas y moscones, que normalmente viven de la mierda, y que ahora intentan sacar beneficio de esta miel. Pero la miel no la hacen las moscas, sino las abejas.
Entre sus influencias para AVATAR el propio Cameron señalas estas:
 Lawrence of ArabiaThe Man Who Would Be KingThe Emerald ForestMedicine ManThe MissionThe Jungle BookFernGullyEdgar Rice BurroughsRudyard KiplingH. Rider Haggard, etc...

Enlaces Interesantes:


Desde luego, las profusas líneas de diálogo de la historia no dejan adivinar mucho. Habremos de quedarnos a un nivel conceptual, donde este corto es un estrato previo en la mitología de Avatar. Por aquella época se acababa de estrenar Star Wars, con la que el amigo Jim seguramente flipó bastante. Reconoce que le influyó mucho 2001, y la verdad es que es para creérselo. Una de las mejores películas de la Historia del cine, con la que Kubrick  influenció a toda una generación de nuevos directores, y basada además en un cuento de Arthur C. Clarke, uno de los autores de novelas de ciencia ficción que tanto influyeron en el joven James Cameron.
En fin, XENOGENESIS parece, a primera vista, el deseo de un joven cineasta de destacar en su campo favorito, el de la ciencia ficción. Los efectos (sonidos de fásers y lásers aparte), son muy dignos para la época (1978), aunque quizá esto no fuera un gran mérito, teniendo en cuenta que Cameron dispuso de unos 20.000 dólares de aquellos tiempos para llevar a cabo esta producción.
Pero hay que ahondar un poco más... La salida a la luz de este cortometraje desde el pasado de Cameron se debe al comunicado de 45 pgs. que Cameron ha publicado para rebatir a las sanguijuelas que pretenden sacar beneficio económico de AVATAR, que como película más taquillera de la Historia ha traído sobre sí la atención de todo tipo de público, incluída gente cuyo valor moral debe ser más bajo que la temperatura  de un bar de copas nórdico en Plutón...
Lo cierto es que en XENOGENESIS hay analogías conceptuales, visuales, con AVATAR, que se cogen al instante... pero lo más interesante de todo, para mí, es el prólogo a base de ilustraciones. Ahora, aunque leo muy bien el inglés, lo escucho horriblemente mal, y no se que cojones dicen ahí. Y si hay algo de más interés en cuanto a los ingredientes para la saga AVATAR que Cameron pueda tomar de este corto, creo que está en ese prólogo. En cualquier caso, no problem, porque en el enlace de aquí abajo al interesantísimo documento oficial de James Cameron, éste habla del argumento de XENOGENESIS y lo que se cuenta en ese prólogo.

El link al documento oficial: DECLARATION OF JAMES CAMERON IN SUPPORT OF DEFENDANTS LIGHTSTORM ENTERTAINMENT, INC. AND JAMES CAMERON’S MOTION FOR SUMMARY JUDGMENT


Por último, señalar que hay una trilogía de novelas de ciencia ficción titulada Xenogenesis, escrita por la premiada con los premios Hugo y Nebula, Octavia Butler, que no parece tener nada que ver con el corto de Cameron (el cual es, en todo caso, anterior). He leído que no es la mejor obra de esta autora, aunque creo que es, sin duda, una lectura interesante.





15 feb. 2013




No voy a descubrir yo nada nuevo sobre esta película, o eso creo, con lo que vayáis a leer en esta entrada, artículo, o como lo queráis llamar, pero lo cierto es que me apetece aportar mi punto de vista sobre una producción que a pocos deja indiferentes.


James Cameron retomó para esta película el tratamiento de un guión en el que empezó a trabajar una década antes de ponerse definitivamente a dar forma a AVATAR, lo cual hizo en cuanto consideró que la tecnología cinematográfica estaba a la altura de sus expectativas para esta historia. El "humus" del que se alimentó la mente de Cameron para dar forma a AVATAR, como él mismo ha reconocido ampliamente, es el de las novelas de ciencia ficción de la edad dorada de este tipo de literatura, que surgieron allá por mediados del siglo XX (Asimov, Heinlein, Anderson, Clarke, etc...), así como las aventuras de John Carter, de Edgar Rice Burroughs. Nuestro Jim era un adolescente bastante freak, consumidor de todo este tipo de novelas. 
Después de unos inicios cinematográficos un tanto tambaleantes, James Cameron llamó la atención de propios y extraños a raíz del clásico ochentero de ciencia ficción, TERMINATOR, película que con un modesto presupuesto planteó un thriller de ci-fi que sigue viéndose con interés hoy en día.
Y claro, este éxito, consolidado con su más que digna participación en la saga ALIEN, le dio vía libre para seguir imaginando escenarios fílmicos en los que poder plasmar algún día todas esas visiones que poblaban su mente desde su adolescencia.
El amor a este género, unas necesidades espirituales genuinas nacidas de la voluntad de querer rendir tributo a la ciencia ficción a través de su visión y capacidades cinematográficas, son la materia prima con la que James Cameron ha construido AVATAR. Y mi intención con este artículo es desmontar de una sola vez, y para siempre, la muy abundante amalgama de imbecilidades opinadas sobre AVATAR a lo largo de estos años.



Siendo la película que más recaudación ha generado jamás, quizá son lógicas todas las controversias que lleva consigo, y evidentemente, hay mucho tipo de público para el que un tipo de historia como la contada en AVATAR siempre será innecesaria y aburrida. Parafraseando una de las frases más célebres de J.R.R. Tolkien, a mi eso me parece estupendo, porque seguramente yo opine lo mismo del tipo de cine que gusta a las personas que ven AVATAR con actitud desapasionada.

Voy a vertebrar el resto de este artículo en torno a las controversias generadas por la película de James Cameron. Son por muchos conocidas, ya que en la misma Wikipedia de la película hablan de ellas.
La más sorprendente quizá la de los comunistas de San Petersburgo, presentando ante la fiscalía rusa una demanda para la detención del cineasta canadiense por copiar las ideas de la ciencia ficción soviética para dar vida a su luna de PANDORA. Y así llegamos a uno de los ataques más repetitivos y cansinos que se le ha hecho a la película. La falta de originalidad, copia de ideas, pastiche de otras cintas, en suma, PLAGIO.


Son tantas las sandeces que se han dicho y escrito en base a todo esto que sólo por eso uno no puede dejar de sospechar que hay intereses ocultos en promover la falta de originalidad y de genialidad de AVATAR. Y, efectivamente, parece que los hay. Y lo más sorprendente es que los hay desde posiciones tan equidistantes como ésta que comento arriba de los comunistas soviéticos y la de la Iglesia, que no dudó en calificar a AVATAR como película para nada recomendable. Este es un tema que por si mismo daría para un artículo muy extenso, y se resume en el MIEDO que siente la Iglesia, ante su caduca inoperancia en responder a las nuevas necesidades espirituales del mundo, a que otros medios la sustituyan como fuente de moral y costumbres. Pues bien, esto es justo lo que está pasando. Y lo malo no es que la Iglesia deje poco a poco de ser fuente de moral. Lo malo es que mucha gente se encuentra perdida sin encontrar nada que sustituya esos valores morales, y cuando hay algo que los contiene, lo atacan, como los prisioneros que tienen miedo a la luz. 
Es una ley de la naturaleza que la religión sea una etapa muy importante en la evolución de toda civilización. Pero llega un momento en el que el ser humano madura y se suelta de la mano de la religión para explorar el mundo sin tanto miedo. En este proceso hay una sustitución paulatina de la religión por otros medios espirituales que sean capaces de llenar los huecos que la religión ya no llena.
A raíz de todo esto se ha dicho de Avatar que está llena de simbolismos ocultos. Básicamente esto es una tontería bastante grande. Simbolismos… puede ser, claro, pero… ¿Ocultos? esto ya suena a "conspiración judeo-masónica". 
No. El atractivo que pueda tener AVATAR, el sosiego para el espíritu de los que somos capaces de ver y recibir el mensaje de esta historia, no tiene nada de oscuro, oculto ni extraordinario. Se trata sencillamente de un bello y magistralmente producido film de ciencia ficción y Space Opera. Todos los descalificativos o simbolismos ocultos que por tanto se le quieran asociar a esta película ya existen de forma más o menos explícita en todo este tipo de cine y literatura de ciencia ficción y fantasía. El Viaje del Héroe, el simbolismo cristiano... ese tipo de cosas no las inventa AVATAR y no son una novedad. En el mismo cristianismo, los simbolismos vienen de más atrás en el tiempo, de los mitos egipcios y babilónicos. Así funciona el arte de contar historias. Y AVATAR no es más que una nueva historia. Lo que pone a esta película en la picota es EL MODO en que se cuenta, haciendo uso de la vanguardia de la tecnología de nuestros días para contar historias. Es como si nos contara el mito del diluvio el cuenta-cuentos más sobresaliente de la antigüedad. Y las historias tienen que ser, antes que nada, entretenidas.


En cuanto al mito del plagio en AVATAR, se ha dicho de todo. Cuanto mayor es el grado de necedad del opinante, mayor es la osadía para decir la más desmesurada gilipoyez.
Por tanto no voy a perder mi tiempo rebatiendo todos esos mal informados comentarios, sino que expresaré aquí mi propio punto de vista sobre este asunto:

Se ha dicho que AVATAR era un plagio de BAILANDO CON LOBOS (DANCES WITH WOLVES). El sólido argumento utilizado para ello es que ambas historias se parecen. Por supuesto. Entonces el ARTE en general, no es concebible. Nada existe que sea original, porque todo es plagio. Star Wars es un plagio de películas de Kurosawa, por ejemplo, para empezar y no parar con las neurosis de este tipo. Y el mismo tipo de neuróticamente malintencionadas conexiones podría hacerse en casi cualquier ámbito del Arte, y sobre cualquier obra. Bailando con lobos, para empezar, no es una película original, como sí lo es AVATAR en cuanto a su guión. Bailando con lobos es un guión adaptado de la novela de Michael Blake, quien a su vez se inspiró en otra serie de escritos, vivencias biográficas o datos de diversa índole que, moldeados por su imaginación, dieron en recrear lo que fue un libro que inspiró una película maravillosa que tiene parecidos razonables con otra película aún más maravillosa. Señores, dejen de hacer aspavientos (no creo que los estén haciendo si ustedes no son tontos, pero no estoy seguro de que no lo sean), El Arte funciona así, es un ciclo continuo de recreación de lo que ya existe, añadiéndose en cada vuelta sutiles elementos que van cincelando nuevos puntos de vista de modelos universales y atemporales. Es una forma de funcionar no muy diferente a la del método científico. Y con la ciencia hemos topado, tan maltratada e injustamente vilipendiada en el acervo cultural de los medios informativos del mundo occidental, desde las historietas de dibujos animados que siempre tienden a tratar al científico como un chiflado malvado de bata blanca.
Huelga señalar que James Cameron es una persona con muy marcados intereses científicos. Podríamos decir de él que es un librepensador, la versión moderna de un humanista. Y ha tenido la oportunidad de hacer llegar su visión a otra gente a través del cine. El carácter épico que tanto gusta en el mundo anglosajón, pero que tanto suele resbalar a la pedestre sociedad latina (con todas las excepciones del mundo, pues ahora estoy generalizando), ha llevado al cine norteamericano a plasmar en la pantalla un tipo de historias, respaldadas además por la fortaleza de su economía, que no escatima en medios de producción, que son el equivalente de nuestros días al de los mejores contadores de historias y de los mejores frescos, pinturas, tallas, relieves y estatuas de la antigüedad. Este es el tipo de cine que a mí me gusta. Y a la gente a la que nos gusta ese tipo de cine nos ha encantado AVATAR. Eso no evita que yo pueda disfrutar de historias más sencillas y locales, más recogidas e introspectivas, menos épicas, ese tipo de cine que tanto gusta aquí. Sin embargo, no suele ser común lo opuesto. Es decir, es bastante difícil que el típico crítico de cine de medios informativos tales como EL PAIS, EL MUNDO, ABC, FOTOGRAMAS, etc, etc, sea capaz de ver con un mínimo de objetividad el valor de producciones descomunales que atentan directamente contra el corazón de la concepción de lo que es el cine para ese tipo de críticos. Eso invalida, a mi juicio, el valor de cualquier tipo de opinión que semejantes autoproclamados críticos puedan verter sobre películas que a mí si me gustan.


En fin, lo dicho para Bailando con Lobos vale, exactamente igual por supuesto, para POCAHONTAS, y cualquier otra obra con la que se haya querido menoscabar, en base a ridículas acusaciones de plagio, el valor como película de AVATAR, con UNA POSIBLE EXCEPCIÓN: el cuento de ciencia ficción CALL ME JOE, de Paul Anderson. Les dejo a ustedes investigar en internet acerca de este cuento, pero lo cierto es que aquí las similitudes sí son dignas de tener en cuenta e incitan a pensar en el cuento de Poul Anderson como fuente directa de la que ha podido beber Cameron para idear su AVATAR. Nada ilegítimo, por otra parte, ya que lo que he dicho arriba sobre cómo funciona el Arte también vale para esto. Aunque aquí las similitudes son tan obvias que quizá no habría estado de más el reconocimiento a dicho cuento en los créditos de la película, como no otra cosa que una de las fuentes principales en las que se basa la historia de Cameron. En cualquier caso no estoy seguro de que haya sido inspirado conscientemente. Y nadie le obliga a citar las fuentes de su inspiración, si no quiere. Repito: si en el camino se termina por hacer algo bello y genuino, es así como funciona el Arte. Y sí, AVATAR es a todas luces algo bello y genuino. 
Concluyendo con el ridículo tema de la (mal) supuesta falta de originalidad de esta película, ¿En qué se parecen Bailando con lobos y Call me Joe? Porque si Avatar se parece a Bailando con lobos, Call me Joe tiene que parecerse también... Y si no se parecen... entonces... ¿POR QUÉ? Quizá AVATAR tenga elementos intrínsecos y genuinos que NADA tienen que ver con Bailando con lobos. Principalmente, porque AVATAR es una historia de ciencia ficción, y la otra no. Ni Pocahontas. Ni Perico de los palotes IV... Creo que no hace falta añadir una coma más sobre este tema. En cualquier caso, hasta hoy se cifran en ninguna las ocasiones en las que he leído una sola crítica que explique la hipotética falta de originalidad de Avatar con el cuento de Anderson. 

Quiero ir terminando ya este artículo dejando claro que AVATAR es una de las mejores películas de la Historia del Cine (y no he dicho "de ciencia ficción"). Estoy seguro de que supondrá a los 3D lo que GONE WITH THE WIND (LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ), significó en su día al color. Desde una perspectiva técnica. Pero muy lejos de circunscribir los méritos de la película a los aspectos meramente técnicos, por los cuales fue oscarizada, AVATAR me parece una película redonda como historia, magistralmente contada y llevada a cabo; lo que uno viene a llamar un PELICULÓN.


Todos los apartados de la película armonizan entre sí como si todo fuera una ópera en la que cada parte funciona a la perfección. Aunque yo destacaría especialmente uno de los mejores trabajos del compositor de la banda sonora, James Horner, y otro de los apartados donde más brilla AVATAR, el de la fotografía, unida aquí al diseño de producción de un nuevo mundo. Un mundo nuevo presentado ante los ojos de un espectador maravillado. El mundo ficticio más sólido jamás creado por el cine. No sólo visualmente, sino también argumentalmente, a través de un concienzudo  y sorprendentemente detallado estudio científico de la física del entorno de Pandora, plasmada en multitud de detalles a lo largo de la película que escaparán en un primer visionado al espectador medio. Este es el tipo de detalles que el fanfarrón vocinglero ignora por completo.
Pero más allá de los datos científicos, como historia capaz de llegar al espíritu, AVATAR vuelve a sobresalir. La necedad del que se encierra en si mismo, dentro de sus propios argumentos negativos, por un lado, y la oferta demasiado amplia de todo tipo de productos audiovisuales desde muy temprana edad por otro, están convirtiéndonos en una sociedad triste y predecible, sobre-informada y sobre-excitada mediáticamente, que está perdiendo la capacidad para saber sorprenderse cuando merece la pena sorprenderse por algo. Así, llegamos a confundir lo que realmente vale con lo que no. Y Avatar es el tipo de película que llega incluso a enfadar e intranquilizar a muchos espectadores que intuyen que deberían emocionarse al verla, pero son incapaces de hacerlo. Se trata de la pérdida de ilusión, de una enfermedad de la mente moderna que me parece realmente terrible, sobre todo en los niños, y digna de tratar algún día en una entrada aparte de este blog. Sólo diré que, afortunadamente, yo no sufro esa enfermedad. AVATAR está llena de detalles que te dejan adivinar una historia compleja y maravillosa detrás de cada escena. Un algo que palpita en todo el escenario del mundo de Pandora.
Apenas brilló en los premios oscar, porque es una película incómoda y políticamente incorrecta para la típica mentalidad conservadora norteamericana. Sólo se le concedió alguno de los más técnicos. Lo cito como anécdota, ya que yo, personalmente, le concedo poco valor a las estatuillas doradas, por las que tanta gente pierde el culo cuando las gana, incluído el propio Cameron.

En cuanto a los avances técnicos que ha supuesto AVATAR, la gente suele quedarse sólo  en la orilla, es decir, con lo relativo al 3D. Pero es mucho, muchísimo más lo que ha traído esta película. Como técnico superior en realización audiovisual (Aunque yo veo mi camino forjado más en la música y en la escritura), recomiendo encarecidamente ver los documentales y cortos de rodaje de AVATAR. Para cualquier realizador-montador, el corto de producción sobre la edición en AVATAR ofrece una perspectiva de la profesión de montador de cine absolutamente nueva y revolucionaria, que puede ser el estándar el día de mañana. 

Fusionar esta forma de editar con la técnica de captura de movimiento y expresión de los actores ideada para esta película, ha ofrecido a Cameron, tras no pocos esfuerzos personales y colectivos, posibilidades únicas para el uso de las interpretaciones de los actores de personajes pregenerados por ordenador (en base a modelos pictóricos y escultóricos) en entornos audiovisuales únicos. AVATAR es moldear la realidad para que se acomode a la historia que estás contando. Es una nueva forma de hacer cine que lleva al máximo las herramientas creativas de nuestro tiempo. Y, teniendo en cuenta que durante la producción todos los profesionales implicados aprendieron todo prácticamente sobre la marcha, la segunda parte, con un tiempo considerable añadido para hacer mejorar los aspectos técnicos, y con una idea más clara de cómo hacer lo que quieren, puede ofrecernos un nuevo viaje a Pandora tan o más sorprendente que el de la primera película.
En cuanto a la técnica de captura de movimiento en sí, los actores deben a James Cameron la continuidad de su profesión dentro de las nuevas tecnologías informáticas llevadas a la gran pantalla. En un mundo donde los actores venían siendo cada vez más (sobre todo en las producciones fantásticas y de ficción), sustituidos por animaciones, limitándose a interpretar sólo con la voz, la captura de movimiento ha conseguido que su actuación corporal y gestual, su expresión real, siga siendo muy importante en todo este tipo de cine. En cierto sentido, en sets con elementos decorativos minimalistas, donde los fondos son generados casi todos por ordenador, pero donde Cameron ha conseguido que la interpretación real del actor siga siendo trascendental, esta nueva forma de hacer cine es sorprendentemente parecida a hacer teatro. Paradójicamente, la tecnología más avanzada significa una vuelta a los orígenes.


El mensaje de fondo ECOLOGISTA, que sirve a la historia antes que ser una excusa en la que escudarse para dar mayor importancia a Avatar, está plasmado de forma inteligentemente contundente, sirviendo la película para denunciar conductas absolutamente execrables que se dan actualmente en nuestra sociedad. El giro en que se nos presenta a los invasores alienígenas como humanos está  sutil y magistralmente tratado en el guión... todo fluye de forma armoniosa en AVATAR.

Y termino con un recuerdo a la más bella escena, para mí, de la película, ese TE VEO dicho por la protagonista femenina (aún no soy capaz de deletrear el nombre) al cabo Sully, cuando lo guarda en sus  brazos gigantescos, esa gigante, que en esa escena se nos antoja tan "freak", tan rara, alienígena, sosteniendo en sus brazos al frágil cuerpo humano de su amado de otro mundo, visto por primera vez con sus propios ojos. Ninguna otra escena de ninguna película que yo haya visto jamás capta tan profundamente el amor entre seres diferentes. Toda una lección para nuestros días, y para lo que nos queda por vivir.
Lo más alucinante de todo, como siempre, es que Avatar se ha quedado corta. La realidad será aún mucho más apasionante de lo que la imaginación de los creadores de Pandora y los Na´vi haya podido hacernos ver. En el plazo de tiempo desde que se estrenó el film se han descubierto planetas en el sistema estelar Alfa Centauri, donde se sitúa la acción de AVATAR. Lógicamente, no encontraremos una luna Pandora allí, pero esta historia es una evocación extraordinaria de lo que sin duda podemos acabar encontrando ahí fuera. Decenas de planetas se van descubriendo por doquier cada año, cada vez más y con mejores datos acerca de qué tipo de planetas son. Las exolunas como Pandora no parecen ser algo exclusivo de la fantasía cinematográfica. Pueden existir miles de lunas aptas para la vida, o ya con vida presente en ellas...
Mientras llegamos o no a todos esos nuevos mundos, AVATAR nos invita a soñar con ellos. Y a plantearnos cuestiones morales que no carecen de importancia.


Más sobre AVATAR y sus secuelas en futuras entradas de este blog, sin duda... ¡permanezcan atentos!
Es muy posible, en fin, que tanto AVATAR 2 como Star Wars 7 se estrenen las dos en 2016. No es, por supuesto, el único nexo entre ambas... Aparte de la fanfarria del zorro del siglo veinte..., que ya no sonará más para Star Wars.

10 feb. 2013

El camino hacia Star Wars, Episodio VII




Todo ha sucedido muy deprisa. De la noche a la mañana, un día cualquiera de finales de octubre del año pasado, nos llegaba la noticia de que George Lucas firmaba la venta de LucasFilms al principal mega-emporio del cine de nuestros días, Walt Disney... el episodio VII de Star Wars llegaría en 2015.

Es imposible que la gente que no haya vivido en su infancia o juventud esta saga como algo rodeado de tanta belleza, misterio y emoción como yo lo he hecho, como muchos lo hemos hecho, comprenda el alcance de una noticia así.


Yo he de decir que no soy un fan al uso de Star Wars. No me considero un friki de Star Wars, ni un geek, ni siquiera un "warsie". A mí me gusta lo que me gusta y me gusta cuando me gusta. Y si me gusta, me gusta mucho. Y Star Wars es algo que me gusta mucho. Yo no soy el típico fan de la saga que gusta de ridiculizar continuamente el trabajo de George Lucas, olvidando por completo el hecho obvio de que sin su trabajo no habría nada que criticar. Yo, al contrario que muchos de sus estereotipados detractores, aplaudo los añadidos digitales hechos a la trilogía original. Realmente, quitando algún detalle menor, en general los episodios 4-6 ganan mucho con las nuevas escenas y añadidos. Ahora son películas mejor acabadas y más redondas. Es más, me resulta incomprensible el conservadurismo rayano en el fanatismo de todos esos fans rasgándose las vestiduras porque Lucas haya tenido la "osadía" de "profanar" la "sagrada" trilogía original con sus "megalómanos caprichos digitales". Estupideces. Cualquier obra de arte es siempre susceptible de ser mejorada. Es un reto osado y aplaudible que algo que ya ha sido alabado por todos quiera seguir mejorándose. Y yo, por mi parte, hoy en día sería incapaz de volver a ver EL IMPERIO CONTRAATACA con una Ciudad de la Nubes cerrada a exteriores, con Darth Vader en mutismo absoluto al (Spoiler y tal) acabar con el Emperador, con la minimalista y sosa música y escenas originales de la celebración ewok, o con la ramplona visión inicial de Mos Eisley... 
No es de extrañar por tanto que el anuncio de una nueva trilogía de Star Wars centrada en los episodios 7-9,  uno de los mitos freaks más ensoñadores de la cultura pop , haya cautivado de inmediato mi imaginación. Y no soy un caso único. Miles y miles de artículos y blogs en la web estallaron en comentarios de la noche a la mañana, intrigados con todo tipo de especulaciones acerca de la nueva trilogía.
En cuanto al miedo que pueda suscitar el hecho de que esté Disney detrás, creo que no hay que tener tal miedo. De hecho, las mejores películas de Marvel y de Pixar, desde mi humilde punto de vista, y me consta que no sólo mío, han llegado de la mano de Disney. Léanse LOS VENGADORES, o WALL-E.

Además, es interesante que George Lucas no esté detrás de las cámaras como director en esta ocasión. De todos los aficionados es sabido que la que es quizá mejor película de la saga no fue dirigida por él. Así es, después de cimentar un imperio en base a la perseverancia, la fe y el trabajo duro, Lucas quiso tomarse un respiro con El Imperio Contraataca. La dirigió Irvin Kershner, antiguo maestro suyo en la UCLA (escuela de cine de California), y resultó, casi, o sin casi, la mejor película de Star Wars hasta ahora. Porque, no nos engañemos, la dirección no es el apartado que mejor se le da a Lucas.

En el Episodio VII George Lucas será lo que se viene a llamar "Executive Consultant", o "Creative Consultant". Suyo es el tratamiento de guión que recibió Disney de la mano de Kathleen Kennedy, la nueva "jefa" de Lucasfilms, y que el guionista Michael Ardnt (LITTLE MISS SUNSHINE), está desarrollando ahora mismo. Así pues, mientras los fans especulamos, un nuevo capítulo de la saga galáctica está tomando forma en las sombras inquietas iluminadas por el brillo de la pantalla de ordenador de Ardnt.

Y afortunadamente, y aquí vuelvo a diferir de la opinión estandarizada de los freaks habituales de la saga, el argumento de esta nueva trilogía es un SECRETO. No se conoce. Ya lo dijo Lucas muchas veces, al ser preguntado en épocas pasadas: Las novelas y cómics del "universo expandido", como se viene a llamar a todo ese batiburrillo de cuentos más o menos brillantes que ha generado la inspiradora franquicia galáctica, no serían tenidas en cuenta por él como una posible continuación "oficial" a los hechos narrados en las películas. Y a mi me parece muy bien. Aunque Internet hervía en los círculos "geeks" con comentarios convencidos acerca de una continuación centrada en la madurez de Luke, la formación de la academia Jedi en la luna de Yavin, y todas esas cosas de la trilogía de novelas de Timothy Zhan. Una trilogía que a mi jamás me atrajo, por más bien escrita que esté para los fans tradicionales de la saga, pues siempre me pareció convencional y poco imaginativa. Y además, no vería lógica una nueva trilogía centrada en Luke. Para seguir una coherencia narrativa, la nueva trilogía ha de centrarse, es mi opinión, en el hijo, o la hija de Luke, o, quizá, por qué no, algún sobrino... 
No voy a especular aquí más acerca del posible argumento de la nueva trilogía. El secreto está muy bien guardado en manos de Disney y LucasFilms. Y podemos estar seguros de que es así, ya que no hubo ni una sola filtración de la venta de LucasFilms a Disney y del anuncio del episodio VII hasta el mismo momento en que lo airearon oficialmente, lo cual no deja de ser sorprendente, tratándose de lo que se trata.

Más allá de todo esto, podemos recordar como Lucas negó en alguna ocasión que él fuera a realizar más episodios de la saga, a pesar de existir datos acerca de nueve, incluso doce episodios, en manuscritos suyos de finales de los setenta. Es más, según un biógrafo no autorizado suyo, que llegó a leer el argumento de los episodios 7-9, éstos eran los más interesantes, con nuevos mundos y personajes, y repletos de acción. 
También es cierto que Lucas llegó a negar que fuera a haber más episodios, ya fueran realizados por él o no, ya que la ilusión en lo que estaba haciendo con Star Wars se le llegó a extinguir aún mientras terminaba EL RETORNO  DEL JEDI. Que tampoco dirigió él (aunque se hizo cargo de la segunda unidad). Llegó a decir entonces que estaba terminando la trilogía por inercia, porque tenía que acabar lo empezado. El caso es que quince años después se sintió con las fuerzas necesarias, y con la capacidad tecnológica, para acometer la trilogía precuela que siempre había tenido en la cabeza como parte de la tantas veces reelaborada historia de Anakin Skywalker. 



Como no podía ser de otra manera, aquí disiento por tercera vez con la visión tradicional de los fanáticos más puristas de la saga. Y es que a mí la trilogía precuela me gusta. Y no poco. ¿Tanto como la original? No. Pero sé reconocer que la belleza y la trascendencia de la historia de la trilogía original se multiplica por mil gracias a los episodios 1-3. Pueden tener cosas que gusten más o menos, momentos más o menos brillantes, pero son películas que tienen una personalidad única, lo cual se puede decir de pocas hoy en día. Dicho sea lo cual, mentiría si dijera que no espero más de la nueva trilogía.

Creo que es positivo que Lucas haya pasado el legado de su saga a nuevas generaciones mientras él aún puede controlar algo el resultado final a través de sus consejos. Creo que es un término medio perfecto para los fans de la saga, mejor que el hecho de que las hubiera dirigido él mismo, y mejor que el hecho de que se hubieran dirigido cuando él ya no estuviera. Se nos fue el genial Ralph Macquarrie, pero estoy seguro de que sus imágenes han calado tan hondo en el arte visual de la franquicia que será respetado en la nueva trilogía. Y en cuanto a la música, me preocupa más pensar que John Williams no vaya a ser de nuevo el que esté detrás de la banda sonora. Espero que sí, pero, de no ser así, imagino que algún talentudo compositor hará un trabajo magnífico recreando sus escores y aportando su propia visión a la nueva trilogía.

Y llego por fin a nombrar al más importante de todo este cotarro: el director elegido, J.J. Abrams. Desde el principio el director de las dos geniales nuevas películas (la segunda se estrena este verano) de STAR TREK, y de SUPER 8, entre otras, fue uno de los directores tentados con este proyecto. Hubo otros, como Guillermo del Toro o el mismísimo Steven Spielberg. Todos rechazaron, quizá movidos por sensaciones de miedo, ego, duda... ante la magnitud de hacerse cargo de un proyecto como este, capaz de cambiar la carrera entera de quien lo tomara. Finalmente la mediación del propio Spielberg influyó en todas las partes, sobre todo en Abrams, para que fuera éste el que finalmente se atreviera a decir que sí. (Spielberg y Abrams ya habían hecho muy buenas migas con SUPER 8, esa interesante película que parece un E.T. con esteroides, pero que es más "spilbergiana" que la propia  LA GUERRA DE LOS MUNDOS).
¿Dirigirá Abrams los tres episodios? Eso aún es muy pronto para decirlo.


En fin, Walt Disney estaba buscando desde hace tiempo algo como Star Wars. Aunque no hubiera ni la más mínima filtración de todo esto a la prensa, tuvimos una pista clara con JOHN CARTER. La película de Andrew Stanton (Wall-E), basada en la novela de ciencia ficción y fantasía de Edgar Rice Burroughs, fue un fracaso comercial. Yo me dejé influir por las malas críticas y no fui al cine a verla, para luego descubrir al ver el DVD que tenía que habérmela pillado en Blue Ray, porque es una gran película.
John Carter comienza haciendo un guiño muy bello al DUNE de David Lynch (No diré donde, creo que es evidente), película basada en la novela de Frank Herbert, que por cierto, influyó no poco en la concepción de Star Wars.
La poco exitosa película del director de Wall-e es una mezcla perfecta (pero menor a cualquiera de ellas) entre la trilogía precuela de Star Wars, AVATAR y Dune. Sólo la falta de originalidad evitó que se convirtiera en un clásico. Pero lo cierto es que es una falta grave, que en cualquier caso no evita que la película se vea con mucho agrado.

Todo esto para decir que, efectivamente, Disney tenía muchas ganas de echarle el guante (el guante blanco de Mickey en todo caso, jaja) a este tipo de cine. Ya lo había hecho con Marvel, con sobresalientes resultados, y con otras películas muy galácticas en el horizonte (atención al proyecto de GUARDIANES DE LA GALAXIA, una saga que enmarca a los héroes de Márvel dentro de un contexto futurista que es puro Space Opera, y que vendrá también en los próximos años... hablaré de ella en otra entrada).
Aunque inmiscuidos como estamos en los asuntos mundanos de estos tiempos quizá no nos damos cuenta, lo cierto es que estamos viviendo la mejor época de la Historia del Cine para la ciencia ficción y la fantasía. Tenemos mucha suerte. Disfrutemos de ello. Seguiremos informando. 

PD: Apuntar que es bastante posible que, pese a lo anunciado oficialmente, no tengamos Episodio VII hasta 2016... Con lo cual en ese año tendríamos el estreno de Star Wars 7 y Avatar 2... Aunque curiosamente, esta vez la fanfarria de la Fox no estará en Star Wars...


Y para terminar, un extracto de la página web ryot.org, cuyo punto de vista comparto por completo:
George Lucas is a true artist. He bypassed all the traditional Hollywood BS and made movies the way he wanted to make them. He even developed his own technologies to better transfer his vision onto the big screen. But now it looks like he’s ready to transition to another stage of his life. We love that he’s giving away so much money, especially to education. Thankfully, you don’t have to be a boss director or billionaire to make a difference on this issue. In fact, you can help some talented kids in Africa right now. The Hilde Back Education Fund helps children from poor families complete secondary education. You can support their work by donating today, or by sharing this story.




6 feb. 2013

                         
                                       



Durante unas jornadas de la industria de los juegos del verano pasado se anunciaba un nuevo juego de rol ambientado en el universo de Star Wars, llamado Edge of the Empire. La compañía responsable de su desarrollo y publicación no otra que Fantasy Flight.
Cualquier nuevo sistema de reglas para jugar e interpretar aventuras en la galaxia lejana es siempre una gran noticia. De hecho, este nuevo juego significaba la tercera época de sistemas de juego para Star Wars, tras el basado en dados de 6 de West End Games, que hace más de veinte años se convertiría en mi primer juego de rol, y el de sistema D20 (herencia del sistema Dungeons & Dragons) de Wizards of the Coast.


                             






El nuevo sistema de juego de Fantasy Flight es un perfeccionamiento del sistema minimalista, indie y abstracto usado en Warhammer Fantasy, que permite una forma de jugar más dinámica e interactiva en tiempo real, evitando el tener que estar consultando tablas todo el rato. Un sistema basado en un combate abstracto, no táctico, donde lo importante es la narración del director de juego y la imaginación de todos los jugadores.

Se fundamenta sobre  tiradas de dados personalizados cuya lectura permite no sólo reglar las acciones que llevan a cabo los personajes sino interpretarlas también en clave narrativa.
Estos funcionan de la siguiente manera: Básicamente, dependiendo de las habilidades definidas en la hoja de personaje, y según su nivel, tendremos una reserva de tiradas de dados específica para cada actividad que requiera el uso de tiradas de dados en el juego... todas aquellas cuyo resultado conlleve una acción de incierta resolución con una consecuencia más o menos, pero siempre algo, dramática para el juego.
Así, en general tenemos símbolos para éxito y símbolos para fracaso. El número de símbolos de fracaso que salgan en la tirada cancelan los símbolos de éxito, y si tenemos como mínimo un éxito de más, la acción se puede efectuar con éxito. Esta es la idea básica. Luego hay condicionantes de lugar y circunstancias que pueden hacer más difícil el éxito, u otras que lo favorezcan, lo cual se representa con la tirada de otros dados. (Llevaré a cabo un análisis más pormenorizado de toda esta mecánica en cuanto tenga el juego de iniciación en mis manos). La idea fundamental detrás de este sistema de dados es que las tiradas ayudan al director de juego y a los jugadores a interpretar de forma dramática y narrativa las acciones de sus personajes. 
Por ejemplo, nuestro personaje está huyendo por los tejados de los sucios y laberínticos edificios de los oscuros bajos fondos de Coruscant, llevando en sus manos un chip encriptado que puede poner en jaque a un noble involucrado en asuntos muy sucios (y no, no me refiero a Urdangarín), entonces se abre un abismo ante él/ella entre dos edificios. El director de juego (GM, o Game Master), decide que tiene que hacer una tirada para saltar con éxito la distancia entre los dos edificios. El personaje tira, y, supongamos que lo consigue, pero que al interpretar la tirada, siguiendo las reglas que analizaré aquí en un futuro próximo, el GM decide que algo no ha ido bien del todo. En lugar de caer de pie al otro lado, nuestro personaje apenas si consigue agarrarse a una tubería saliente en la cornisa del edificio... Así es como las tiradas de dados (que podrán ser interpretados por todos los jugadores, pero en todo caso será siempre el GM el que decida lo que sucede), ayudan a narrar la historia.


En cuanto al plan de publicación, FF (Fantasy Flight) ha sacado para estas pasadas navidades la caja de iniciación, que las distintas críticas que he leído en internet de jugadores expertos que ya la han estado probando no dudan en señalar de muy buena, tanto para jugadores de rol noveles como para los más avezados que quieran aprender a jugar en la galaxia de Anakin, Luke, Han, Leia y compañía. Esta caja de iniciación contiene diferentes libros de reglas encuadernados en rústica, pero con la calidad que es de esperar de FF, así como un juego de dados inicial, diferentes planos de localizaciones y naves, y tokens (fichas) para representar a los jugadores en esos planos (como ayuda visual, atractiva, que no necesaria, ya que como decíamos, el sistema de combate es bastante abstracto y se basa más que nada en la interpretación de los dados). La caja también contiene cuatro fichas de personajes pregenerados, con los que empezar a jugar inmediatamente.


La filosofía de este "Beginner Game" es que los jugadores aprendan los mecanismos básicos del sistema de juego mientras juegan la aventura introductoria que viene en la caja. Además, en la web de FF hay ya una aventura para continuar desarrollando las aventuras de estos personajes, y dos personajes pregenerados más.




La principal crítica que se le puede hacer a esta caja de iniciación al juego es que no vienen las reglas para poder desarrollar nuestros propios personajes, aunque realmente esa no es su función, sino la de hacer de puente hacia la publicación del PRIMER Core Rule Book de la serie, EDGE OF THE EMPIRE. 

 

¿Por qué "PRIMER"? Bien, parece ser que FF ha aprendido de sus aciertos y errores previos a la hora de diseñar y publicar otros juegos. Tanto es así que se puede decir que EotE es la aplicación en un juego de rol de los aciertos que ha tenido la compañía con sus dos juegos de rol "estrella" hasta ahora, las dos ambientaciones de Warhammer roleplaying: Warhammer 40.000 y Warhammer Fantasy Tercera Edición.

De la primera ha tomado la idea de publicar para Star Wars diferentes Core Rule Books, libros de reglas básicos, centrados en diferentes aspectos del lore de SW, y escalados en el tiempo a la par que la progresión de nivel de los personajes con los que juguemos desde el primer volumen de juego. Así el primer volumen, EDGE OF THE EMPIRE, se aproxima, como su nombre indica, a los límites de la galaxia, centrándose en embientaciones de mundos fronterizos y olvidados, dejados de la mano del Imperio y de su lucha contra la Rebelión. El tipo de personajes con que jugaremos son contrabandistas, caza-recompensas, exploradores, comerciantes, políticos exiliados, colonos fronterizos y unos cuantos más, con diferentes opciones de caracterización y especialización que darán mucho margen para interpretar personajes únicos, ya que además el juego basa mucho el desarrollo de los personajes en hacer énfasis en sus pasados y las deudas pendientes, metas y objetivos.

Este primer juego se publica esta primavera. Un año después tendremos AGE OF REBELLION (si no cambian los nombres), centrado de lleno en la ambientación de Star Wars Episodio IV, y un año después, en 2015, FORCE AND DESTINY, centrado en los últimos Jedi o usuarios de la Fuerza desperdigados en el Exilio.



Este plan de publicación se me antoja certero y muy atractivo, dado que ofrecerá una perspectiva realista de las posibilidades y evolución de nuestros personajes en la galaxia de Star Wars. Así, los personajes de nivel 1 en Age of Rebellion serán significativamente más poderosos que los de nivel 1 del libro 1, EotE, aunque en un año se supone que ya habremos hecho evolucionar esos personajes para que puedan codearse dentro de los ambientes presentados en el libro 2. Por ejemplo, podremos juntar a un contrabandista que en nuestras primeras campañas con EotE estaba empezando a cimentar su reputación, como un pequeño pilluelo vagando de mundo en mundo del extrarradio de la galaxia, con comandantes rebeldes discutiendo tácticas en la luna de Yavin.
A su vez, los personajes Jedi exiliados del tercer libro, Force and Destiny, será aún más poderosos, lo cual da una perspectiva realista de los usuarios de la Fuerza, que durante los primeros años de nuestras campañas habrán de tener una presencia escasa o nula, casi legendaria.

De Warhammer Fantasy, lo que han tomado los diseñadores de este nuevo juego de rol de Star Wars es  el sistema de juego basado en dados "customizados" que ayudan a narrar las aventuras de nuestros personajes a través de la interpretación de las tiradas por el GM (Game Master, o Director de Juego). Aunque han pulido el sistema reduciendo la cantidad de dados necesaria. Y sobre todo, creo, han aprendido de la nefasta política de publicación del Warhammer Fantasy, del que, tanto en inglés como en castellano, puede decirse de él que es el juego de rol más absurdamente caro jamás habido. Así, aunque en EotE se perfecciona el sistema de juego aplicado al Warhammer Fantasy, este juego de Star Wars se publicará como libros, Core Rule Books de unas 450 páginas cada uno, con sus correspondientes suplementos.


He de decir que hay ciertas críticas injustificadas por parte de algunos jugadores hacia StarWars Edge of the Empire, en lo que se refiere a su política de publicación, aún antes de que haya noticia alguna de la publicación en castellano por parte, seguramente, de Edge. (No confundir con el título del juego, Edge es la compañía lider en publicación de juegos de rol y tablero en España en estos momentos).

Digo injustificadas porque NADIE obliga a comprarse cada uno de los tres juegos básicos en que se subdividirá esta línea. Cada juego es autónomo, aunque se complementen entre sí siempre que se quiera, y no escatiman en aportar diferentes perspectivas de la galaxia, tanto en info de background como de reglas. Así que hay que diferenciar bien entre lo que yo considero una forma absurda de publicar que supuso Warhammer Fantasy, y otra que personalmente aplaudo (a pesar de ciertos detalles que había que limar, y seguramente lo hayan hecho, para este nuevo juego de Star Wars), como es la de Warhammer 40.000.



Para concluir esta primera toma de contacto con este juego, he de decir que la impresión que ofrece no puede ser, a priori, mejor para mi. Ofrece todo lo que yo deseo de un juego de rol: Star Wars, una ambientación novedosa centrada en mundos desiertos, olvidados, gran campo de cultivo para imaginar partidas y campañas de toda índole. Un feeling muy cercano al del genuino sabor de la aventura que desprendía Una Nueva Esperanza cuando la veíamos por primera vez, y un sistema de juego abstracto, narrativo y poco táctico. Yo tengo encargado en mi tienda habitual la Beginner Box, en inglés por supuesto, ya que no tengo fe en que Edge publique con la fidelidad que a mi me gustaría esta línea, y su publicación en castellano ni siquiera está anunciada aún (aunque yo la doy casi por cosa hecha, al menos en cuanto a los primeros productos se refiere). Cuando lo reciba, y en cuanto vaya teniendo más noticias, iré escribiendo más sobre Star Wars: Edge of the Empire Roleplaying Game por aquí.

Termino traduciendo literalmente un extracto de la web oficial, cuyo enlace pongo abajo, y donde  pueden descargarse  ayudas para el juego inicial en inglés...



Entre las reglas del libro, la información al final de cada plantilla de personaje y la aventura descargable gratuita, tu grupo de juego en el set inicial en The Edge of the Empire tiene todo lo necesario para jugar varias sesiones de juego. Una vez agotadas estas primeras posibilidades, es el momento de empezar a realizar tus propias aventuras y de contar tus propias historias. Puedes contar cualquier tipo de historia con las herramientas proporcionadas y crear incluso tus propios NPCs (Personajes no jugadores), naves espaciales, y mundos para poblar tu juego. La galaxia es el límite en Star Wars: Edge of the Empire Beginner Game. 




5 feb. 2013

PRESENTACIÓN DE ESTE SITIO




Hola. ¡OS VEO!


HACIENDO DE NUESTRA REALIDAD UN LUGAR MEJOR EN EL QUE VIVIR, GRACIAS A LA IMAGINACIÓN.

Nos encontramos en una época propicia para los aficionados al cine de ciencia ficción. Si no nos dejamos llevar por las crónicas de unos telediarios que yo recomiendo encarecidamente no ver por el bien de nuestra salud mental (allá cada cual), tenemos argumentos para hacer disfrutar a nuestros espíritus sin hacer sufrir a nuestros bolsillos. Porque el tipo de cosas con las que disfrutamos la gente que jugamos a rol, o vamos a ver al cine la última peli de ciencia ficción, nos hacen libres de la estupidez de los políticos, de este y de otros países. Porque una cosa es que la crisis constriña nuestros bolsillos, y otra muy distinta dejar que constriña nuestros espíritus. Necesitamos dejar volar la imaginación de nuestras mentes, porque, como decía Carl Sagan, el ser humano, durante la mayor parte de su existencia sobre este planeta, ha sido nómada, cazador y explorador de nuevos territorios. Por eso, en estos escenarios urbanos en los que nos desenvolvemos de forma sedentaria, con la caza esperándonos educada y adecuadamente envuelta en la repisa del supermercado, muchos jóvenes, de edad y, sobretodo, de espíritu, hemos elegido nuevos caminos. Hemos dejado libres a nuestros espíritus, para explorar nuevos mundos de la mano de la imaginación. Porque todo lo que se puede imaginar, puede existir, y habiendo tantos mundos lejanísimos esperando a que los visitemos algún día, el día en que volveremos a ser nómadas, es un ejercicio casi obligatorio para nuestra salud espiritual el dejarnos llevar por las historias que más nos gustan, a través de la realización de nuestros sueños en papel, bits y fotogramas.

Os doy la bienvenida a este sitio, en el que durante las próximas semanas iremos reflexionando sobre todo acerca de las novedades para la galaxia de ficción de Star Wars. Primero hablaremos acerca de STAR WARS EDGE OF THE EMPIRE ROLEPLAYING GAME, el nuevo juego de rol de la Guerra de las Galaxias.
Pero no sólo de Star Wars vive el Friki. Tendremos muchas más cosas.

Un apunte, antes de empezar. He escrito FRIKI, término que viene del inglés "FREAK", que significa "RARO". Lo escribo desde el convencimiento profundo de que las personas que no son raras o especiales, para mi, desde mi humilde punto de vista, no merecen la pena. Me consta que el mundo está lleno de necios e ignorantes que huyen de la palabra Friki y todo lo que toque, con el pobrísimo punto de vista espiritual de que asociarse a todo lo que tenga que ver con esa palabra significa circunscribirse a nichos sociales lejanos a la inmaculada imagen prefabricada de lo que se supone debe de ser una persona brillante, ganadora, respetada por la sociedad. Se trata de ignorantes con una cultura tirando a baja o muy baja, o de gente que vive inmersa en falsas creencias que los medios de comunicación han grabado a fuego en sus mentes adormecidas. El axioma número uno de este sitio, casi un paradigma, una forma de ver y aceptar la vida, es que lo friki o freak no sólo no es malo, sino que es bueno. Y no sólo es bueno, sino que de todo ese maremagnum de raras personalidades que pululan a cientos de miles por ahí, algunas brillando como soles, otras perdidas y sin rumbo, es de donde salen las principales maravillas que hacen nuestra realidad soportable y bella. 

Por no irme a ejemplos muy lejanos a las cosas de las que trataremos aquí, Steven Spielberg, George Lucas, Isaac Asimov, Beethoven, Mozart, James Cameron, Arturo Pérez Reverte, J.J. Abrams, J.R.R. Tolkien, Shakespeare, Björk, Carl Sagan, Pink Floyd, Mike Oldfield, Patrick Rothfuss, Tim Burton, Peter Jackson, Stephen Hawking, Miguel de Cervantes, Homer Simpson...etc, etc, etc, fueron, son y serán grandísimos ejemplos de frikismo. No todos tienen o tenemos la oportunidad en nuestra vida de hacer cristalizar nuestras necesidades espirituales, de las que hablábamos arriba, en un trabajo que llegue a influir en las demás personas o en la cultura general de nuestro mundo, pero al reconocernos como frikis nos desvinculamos de la mediocridad general que tiene adormecida a generaciones de personas que luchan por ser brillantes robots en la cadena de producción. El mundo necesita a los frikis.

Vivimos en unos sistemas, político, socio-económico y religioso, que están obsoletos. En una democracia representativa que es un engaño, donde la gente de la calle vive la política como si fuera un partido de fútbol, enarbolando banderas y clamando soflamas en las calles... Aún a día de hoy, una multitud de pobres imbéciles fácilmente manipulables denigran al partido en el poder, cuando no se dan cuenta de que son marionetas al servicio del juego de los políticos. Que no se salva ni uno. Y de haber unos pocos que de verdad crean en su trabajo y lo lleven a cabo desde la honradez, pronto son fagocitados por el sistema, porque es el sistema político actual, en si, más que nada, lo que corrompe a los políticos.

Otras partes de nuestra sociedad quizá no funcionan tan mal, aunque sea a expensas de seguir ignorando el bienestar de gran parte del mundo. Pero, por lo menos en este país, vivimos en ciudades donde gente que va en silla de ruedas puede acceder libremente al Metro y moverse por la ciudad sin necesitar ayuda. Hemos logrado muchas cosas. Tampoco olvidemos eso.

Dentro de todo este panorama, hay unos cuantos que hemos elegido vivir la vida con dignidad y fe en el futuro a través de nuestra imaginación de mundos mejores. Y como quiera que sea que es lo que imaginamos lo que realmente vivimos, nos alzamos por encima de los males del mundo y somos capaces de ver la belleza en todas las cosas.
Fracasados, gilipoyas, imbéciles, perdedores... esa gente existe en muchos ámbitos, y muy raramente alguno de ellos será un friki. Será simplemente un pobre desgraciado sin imaginación ni cultura, o con la mente trastornada por los medios de comunicación. Los frikis somos el pedo de Mozart en un concierto de Salieri. La genialidad incomprendida. El espíritu del mañana. Pero que no nos hagan caso, que nosotros seguimos a lo nuestro... Haciendo de nuestra realidad un lugar mejor en el que vivir, gracias a la imaginación.